Reflexiones de Ken Noecker, Anciano Presidente de los Siervos de la Palabra. Además de sus responsabilidades como anciano presidente, el está involucrado en la construcción de comunidades en Asia para la Espada del Espíritu. Por mucho tiempo y hasta hace algunos años vivió en las Filipinas.

Los filipinos tienen un dicho que podría traducirse arcaicamente como “el que no sabe de dónde viene nunca llegará a donde va”. La idea es que para poder alcanzar nuestras metas no podemos nunca desconectarnos de nuestros orígenes. O para ponerlo de otro modo, un árbol no puedo sobrevivir, y mucho menos prosperar, si es cortado de sus raíces.

Este año señala el 45º aniversario de los Siervos de la Palabra. Al celebrar esta ocasión vemos hacia atrás y reflexionamos en nuestros inicios, nuestros primeros años. Recordamos a la gente y los ambientes que nos formaron en quiénes somos hoy y así recibimos una visión de lo que Dios nos llama a ser en los años que vendrán. Reflexionamos y damos gracias por la Renovación Carismática que impactó a las principales iglesias en los 1960s; su vida espiritual nos dio el ímpetu para nuestro nacimiento.

Traemos a la memoria el inicio de las comunidades de alianza, especialmente el de la Comunidad Palabra de Dios en Ann Arbor, Michigan, en donde nacimos y crecimos. Damos gracias por La Espada del Espíritu, el movimiento global de comunidades que es el contexto actual de nuestra vida y nuestra misión. Damos gracias por Steve Clark, nuestro fundador, y por hermanos como Bruce Yocum, Don Schwager y Dick LaCroix que fueron de los primeros hombres en hacer un compromiso de por vida con nuestra regla de vida.

Cuando vemos hacia adelante, en el futuro, nos llenamos de agradecimiento por los jóvenes que Dios está agregando a nuestra vida – aquellos que están asumiento en sus corazones y cargando en sus espaldas la misión de los Siervos de la Palabra. Este año fuimos testigos de cuatro hermanos de diferentes naciones que hicieron su compromiso de por vida con la hermandad. La adición de hermanos de diferentes países nos señala hacia donde nos está llevando el Señor: a los confines del mundo para la proclamación del Evangelio a todos los pueblos y en todos los idiomas. Llegamos al mundo hace 45 años como una hermandad local, con una membrecía proveniente primariamente de Michigan. Ahora tenemos hermanos de al menos 18 países, que viven en casas en 6 países y cuya misión impacta a muchos más.

Varios países tienen un Día de Acción de Gracias o una fiesta equivalente. Nosotros en los Siervos de la Palabra ofrecemos nuestra gratitud al Señor por las muchas bendiciones que nos ha dado este año y en los últimos cuarenta y cinco.

____________

Adaptado de Baluarte Viviente, Diciembre/Enero 2016, usado con permiso. © Los Siervos de la Palabra