Pray by Day
Breves reflexiones de Pray by Day

Autor: David Quintana, miembro de los Siervos de la Palabra, una hermandad ecuménica internacional de hombres que viven solteros para el Señor. 

Limpios y sencillos de corazón

En Mateo 5, el Sermón del monte, Jesús dice: “Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios.” (Mateo 5:8)

Hace algunos años, hubo una conferencia para recibir el nuevo mileno, cuando iba a cambiar del año 1999 al 2000. Fueron cinco días de oración, enseñanza, intercesión y dedicación. En el último día de 1999, el 31 de diciembre, los participantes de la conferencia se entregaron a ellos mismos y el nuevo milenio al Señor. Mientras el ministerio de música dirigía a todos en oración, varias personas pasaban al frente, se arrodillaban frente a una cruz gigante y le ofrecían su vida a Dios. Mike, que tenía unos diez años fue uno de ellos. Él estaba reflexionando en lo que Jesús hizo por él en la cruz, y al decirle “sí” a Jesucristo y su sacrificio, desde lo profundo de su corazón de diez años, bajaron lágrimas por su rostro. Puro, sencillo de corazón, natural, sin preocuparse por lo que pensarían los demás, entregó todo a Aquel que lo había dado todo por él.

Haz esta oración: Señor, dame la gracia, la humildad y la fortaleza para ofrecerte mi vida todos los días.

¿Te gusta esta meditación? ¡Descarga la aplicación Pray by Day o vuelve mañana por más!