Slider
Pray by Day
Breves reflexiones de Pray by Day

Autor: David Quintana, miembro de los Siervos de la Palabra, una hermandad ecuménica internacional de hombres que viven solteros para el Señor. 

Si tan solo…

Dice David en el Salmo 69: “El celo por tu casa me consume; sobre mí han recaído los insultos de tus detractores. Cuando lloro y ayuno, tengo que soportar sus ofensas; cuando me visto de luto, soy objeto de burlas. Los que se sientan a la puerta murmuran contra mí; los borrachos me dedican parodias. Pero yo, Señor, te imploro en el tiempo de tu buena voluntad. Por tu gran amor, oh Dios, respóndeme; por tu fidelidad, sálvame. (Salmo 69:9-13)

Es sorprendente el celo y la dedicación que tiene la gente por causas mediocres, malas o incluso horrorosas. A menudo me digo “Si tan solo tuviéramos ese compromiso para hacer el bien”. ¿Te presenta un reto esta cita tan común de un comunista?

“Nosotros los comunistas somos a quienes encarcelan, disparan y calumnian. Vivimos en una virtual pobreza. Nos negamos a cada centavo que ganemos que sobrepase lo absolutamente necesario. No tenemos tiempo para películas, conciertos, filetes, casas decentes o carros nuevos. Nos llaman fanáticos. Nuestras vidas son dominadas por una gran visión… El comunismo es mi vida, mi negocio, mi religión, mi pasatiempo, mi encanto, mi amante, mi pan y mi carne. Trabajo en él durante el día y sueño con él en la noche… Ya he estado en la cárcel por el bien del comunismo, y de ser necesario, estoy listo para enfrentarme al escuadrón de fusilamiento.

Si tan solo los cristianos tuviéramos esa dedicación para trabajar por el reino. Si tan solo…

¿Te gusta esta meditación? ¡Descarga la aplicación Pray by Day o vuelve mañana por más!