¿Quiénes somos?
Nuestro llamado
Blog
Nuestras comunidades
previous arrow
next arrow

Publicaciones recientes

Nuestras comunidades:

Este es un mapa interactivo de nuestras comunidades, movimientos y misiones. Usted puede buscar en el mapa usando el mouse para hacer click y arrastrar. Las comunidades están identificadas con un logo de la Espada del Espíritu, las misiones y movimientos tienen un pin de color.

Algunas ubicaciones son aproximadas. Para ver una lista completa de todas las comunidades, misiones y movimientos pulse en el ícono junto al título del mapa.

Pray by Day
Breves reflexiones de Pray by Day

Autor: Brendan Murray, de Work of Christ en Lansing, Michigan.

En la carta de Pablo a los Romanos, él escribe: “No me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos, primeramente, pero también de los gentiles.” (Romanos 1:16)

La palabra griega que se traduce como “evangelio”, literalmente significa “buenas noticias”. La respuesta más natural a las buenas noticias en nuestra vida, es celebrar, y compartirlas con los demás. Sin embargo, a menudo tenemos miedo, e incluso vergüenza cuando se trata de compartir las mejores noticias del mundo con los demás.

Pablo lo dice muy claramente. “No me avergüenzo del evangelio”. Y luego nos dice por qué. “Pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen”.  El peso de su convicción venció al peso de su vergüenza. Él sabía que la salvación eterna estaba en juego, y estaba dispuesto a sufrir y a incomodarse, incluso a ser tomado por loco por el bien del evangelio. 

Tómate un minuto para recordar la obra salvadora de Jesucristo en tu propia vida.

Luego ora y pídele al Señor que quite cualquier miedo o vergüenza que se interponga en el camino de compartir el evangelio con otros.

Texto bíblico tomado de la Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015, 2022 por Biblica, Inc.®. Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

¿Te gusta esta meditación? ¡Descarga la aplicación Pray by Day o vuelve mañana por más!