– Pauline Marie Belmonte

El Señor ha estado ocupado en Asia. Unos cien jóvenes, inspirados por la obra de Dios en el campamento juvenil de Kairós Asia en Manila, se reunieron en Penang, Malasia este mes de julio para el campamento de este año llamado: “Faros de luz”. Ellos buscaron avivar el fuego del Señor y volverlo en una gran fogata.

Penang es un estado que fungió como un punto de convergencia para las culturas asiática y europea, con sus colinas y con un aire silencioso pero todavía urbano que es donde la Comunidad de Alianza para Cristo tiene su hogar. Este lugar fue el escenario para el campamento de Kairós de este año; una reunión de jóvenes de Malasia, las Filipinas y Singapur. En el evento, que duró cuadro días, se hizo el llamado a los jóvenes a convertirse en señales de la luz de Cristo, llevando a otros Su gloria.

The men’s household at Prep 7
La casa de hombres en el “Prep 7”

Casas: Vivir en unidad

El campamento de Kairós tuvo sus cimientos sobre el “Prep 7” donde un grupo de unos 30 jóvenes se reunió 7 días antes del evento para ser entrenados en su servicio en el campamento y también para su crecimiento interior. Vivimos en casas (una casa de hombres y una de mujeres), hicimos los quehaceres, ayudamos al pobre y necesitado, todo esto mientras llevábamos una vida de oración, meditación de la palabra de Dios y relaciones cristianas. El “Prep 7” de los hombres fortaleció la hermandad por medio del servicio y respondiendo a la misión de Dios para La Espada del Espíritu. En donde la casa de hombres se estaba quedando los hermanos apoyaron en el servicio a las personas sin hogar y también ayudaron en la preparación del campamento. Al mismo tiempo, la casa de mujeres meditó en las afirmaciones “Yo soy” de Cristo en las escrituras, y entre sus actividades hicieron misión con niños y compartieron con las hermanas de la comunidad.

Para el participante JM Tallas, un Filipino que vive en Singapur, fue un tiempo extraordinario para construir relaciones de hermandad con otros jóvenes que, a pesar de que los acaba de conocer, sintió que los conocía desde hace años. San Rentap, un hermano de Malaisa, encontró en la casa una forma de crecer en confianza para alabar y dar culto a Dios, animado por la presencia de sus hermanos en la casa quienes lo hacían desvergonzadamente. Para Janica Javier de las Filipinas la experiencia de la casa incrementó sus habilidades para amar y servir a Dios y a los demás puesto que se vio retada constantemente a dar más y más, a ir más allá de sus habilidades y tener que buscar la gracia de Dios para ella.

The women’s household at Prep 7
La casa de las mujeres en el  “Prep 7”

Ambas casas, con más de 30 hombres y mujeres jóvenes tuvieron un impacto significativo en los participantes. Se tomaron decisiones de llevar una vida regular de oración, ser testimonio de la fe y ser discípulos simplemente extraordinarios de Cristo. Las casas no solo fueron memorables para quienes las vivieron sino también para la anfitriona Comunidad de Alianza para Cristo ya que estas casas fueron las primeras de su estilo en Penang. Las casas recibieron la generosidad y la hospitalidad de la comunidad, que las acogió en la Celebración del Día del Señor y compartió con ellas.

Un campamento atiborrado
La sede del evento principal del Campamento de Kairós, después del “Prep 7” fue la Iglesia de St. Anne en Penang. Se reunieron cien participantes, algunos que habían viajado la noche anterior desde Singapur y de todo el territorio de las Filipinas. Inclusive vinieron algunos desde Sabah, una provincia de Malasia cerca de Borneo y unos cuantos de los Estados Unidos. El evento fue un punto de intersección para personas de culturas y contextos distintos.

Cada día comenzó con tun tiempo de oración, culto al Señor y meditación de su palabra, seguido por los aportes inspiradores de Raoul Roncal y Jake Yap quienes, por años, han estado involucrados muy de cerca en el servicio a la juventud de Asia. Ellos son miembros de una hermandad de hombres célibes, Los Siervos de la Palabra, y también son parte de la comunidad más grande de la Espada del Espíritu en la región de Asia: Ligaya ng Panginoon, en Manila. Sus presentaciones se enfocaron en formar a los hombres y mujeres en las habilidades necesarias para defender la fe y para compartir a Cristo con los demás. Hubo sesiones vespertinas para equipar a los líderes.

DSC_0968
Las competencias muy animadas fueron una parte divertida del campamento.

Por supuesto, el campamento no estaría completo si los jóvenes no pudieran sacar sus energías en las increíbles carreras y competencias, liberando su creatividad en las noches de entretenimiento y de música. Los participantes pudieron relajarse y forjar relaciones unos con otros por medio de los entretenidos juegos y planeando las presentaciones creativas.

Un llamado a ser faros de luz
Raoul nos habló de ser como faros. Existe una gran necesidad de reunir la luz, pues un faro sin luz no tiene sentido. El nos señaló la preocupante oscuridad que se expande en el mundo y que podemos ver en el secularismo, el relativismo y el ateísmo. El nos exhortó a vencer la “ceguera espiritual” que ha sido causada por esta oscuridad.

Jake nos recordó que la luz brilla en las tinieblas, “La luz surge en medio de la desesperanza”. Esta luz sale de Dios que envió a su Hijo para vencer estas tinieblas y, como dice San Juan en el primer capítulo de su evangelio, “La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la han vencido”. Entonces, la pregunta clave para todos los campistas era: ¿He optado por la luz? Raoul nos exhortaba diciéndonos que todos hemos sido llamados y se nos ha dado a elegir si queremos ser portadores de la luz de Cristo en el mundo. Y aunque es un gran gozo ser faros de luz es también un reto de sentirnos diferentes, rechazados o indignos cuando nos aventuramos a compartir y defender la luz.

2016-07-05 17.11.14
La casa de hombres apoyó sirviendo comidas a las personas sin hogar.

Sin embargo, a pesar del costo tan aparentemente inmenso, Jake nos explicó que la causa de ser Faros de la luz de Cristo es mucho más valiosa que el costo. El nos compartió la imagen de un faro que en su rol de iluminar el camino para los barcos no se agita ante el ataque violento de las olas del océano. Es debido a sus cimientos firmes que el faro puedo soportar la tormenta. Jake nos invitó a ser faros de luz en contra de la oscuridad, y estar fuertemente cimentados en Cristo.

Una respuesta llena del Espíritu
“Ser faros de luz por una causa que supera por mucho al costo” Este fue el llamado, y debíamos responder. Los jóvenes se levantaron ante el llamado en un tiempo poderoso de oración al finalizar la Celebración de Apertura del Día del Señor el sábado en la noche. Cuando llegó el momento de responder al llamado, los jóvenes empezaron a arrodillarse y levantar sus manos asombrados del Dios poderoso que los llamaba. Muchos jóvenes tuvieron encuentros vivos con Dios esa noche. Este tiempo fue uno de los más destacados para varios de los participantes.
DSC_0669

Mientras que los jóvenes se comprometían o se volvían a comprometer con Cristo, los líderes nos sentimos llamados a ir a orar por nuestros hermanos y hermanas. El salón se llenó de oraciones, que subían ante su presencia los nuevos compromisos, las elecciones de ministerios y preocupaciones individuales. Sin duda, el Espíritu Santo estuvo en acción. Josh Miranda, de los Estados Unidos, dijo que estas oraciones le ayudaron a abrirse más al amor de Dios y a dejar de lado las inhibiciones que tenía. Denise Choon de Malasia se sorprendió de cómo el Señor puede usar a cualquiera para orar por ella.

El reto de brillar“Sean un faro de luz y brillen”. Ese fue el reto que nos planteó Avi Leong de las Filipinas en la última sesión del campamento. El reto era brillar, mantenernos firmes, escuchar lo que Dios nos dice, tomar iniciativa, no echarnos para atrás y ser excelentes. Y con este grito de guerra terminamos el Kairós 2016 con un tiempo de alabanza poderoso y confiado.

El reto de brillar

“Sean un faro de luz y brillen”. Ese fue el reto que nos planteó Avi Leong de las Filipinas en la última sesión del campamento. El reto era brillar, mantenernos firmes, escuchar lo que Dios nos dice, tomar iniciativa, no echarnos para atrás y ser excelentes. Y con este grito de guerra terminamos el Kairós 2016 con un tiempo de alabanza poderoso y confiado.
Kairos Malaysia Collage

En este campamento de Kairós 2016 en Asia fuimos testigos de que el Espíritu Santo está formando y levantando a nuestros jóvenes hacia una fe más profunda. Monica Pontejos de las Filipinas compartió que al ver el ejemplo de sus hermanos y hermanas que eran valientes en vivir su fe ella se animó  expresar su propia fe de una forma más radica. Aldene, de Malasia, reafirmó su identidad como hija de Dios y su misión compartida de reflejar la luz de Cristo.

Dios ha puesto el deseo en cada uno de dar un paso hacia el frente en su compromiso con Él. Una de las respuestas radicales de los jóvenes de la comunidad anfitriona fue la de iniciar una misión de jóvenes en Penang que se llamará “Jóvenes en Acción”.

El Señor está haciendo obras tremendas con sus jóvenes en Asia. No deja de sorprendernos. Kairós 2016: Faros de luz es solo uno de los eventos que da testimonio de esto. Y con cada uno de estos encuentros llenos del Espíritu entre el Señor y sus jóvenes, el los invita a un compromiso más profundo con Él y a hacer mayores cosas por Él.

Con Dios, siempre se está preparando algo grande y sorprendente. ¿Cómo responderá la juventud de Asia y el mundo?

Kairos Malaysia Collage II

________________

Pauline Marie Belmonte se acaba de graduar de la universidad. Ella sirvió como parte del grupo que dirigó el “Prep 7” de mujeres. Fotos: Pauline Belmonte, Kaina Sitoy, Michael Cheong, Ian Ling.