– por Bob Bell

De Vossermeren, Lommel, Bélgica. Del viernes 28 de Julio al Viernes 4 de Agosto, unos 700 miembros de 11 comunidades de la Región de Europa y el Medio Oriente de la Espada del Espíritu (y algunos de más lejos) se encaminaron a un pequeño pueblo en el noreste de Bélgica para, entre otras cosas, tener unas vacaciones juntos. Este es el cuarto evento de ese tipo en 14 años, y el más grande hasta el momento. A mi me gustan mucho estas vacaciones y espero con ansias cada uno – creo que esto es porque me permiten relajarme con mi “familia” de hermanos y hermanas de la Espada del Espíritu, varios de los cuales conozco desde hace varias décadas y que, a algunos de ellos, he llegado a conocer en estos eventos. El ritmo es relajado y las ofrendas son de buena calidad.

Bocados bávaros variados

La sede del evento es administrada por Centre Parcs, reconocida en el Reino Unido y en Europa Continental por sus bien manejados centros vacacionales, piscinas y áreas recreativas. El sitio que usamos puede recibir hasta 3500 personas, y normalmente podemos encontrar cabañas cerca unos de los otros. Alquilamos cabañas de 4, 6 y hasta 8 personas donde cada quien traía su propia comida. Modestas en tamaño pero bien amuebladas. También hay cuartos de hotel en sitio.

La mayoría de la gente alquila cabañas como familia, o a veces dos familias juntas o incluso invitar a uno o dos solteros por si acaso. Algunos invitamos intencionalmente a miembros de otras comunidades a ser parte de nuestras cabañas. En la mía había tres hombres solteros conectados con la Comunidad Jerusalén en Bélgica, una pareja casada de la comunidad de Dublín y dos hombres jóvenes universitarios que, al igual que yo, vienen de Londres. Creo que fue una buena experiencia para todos en la cabaña, en parte por la rica diversidad de contextos y la variedad de edades (desde adolescentes hasta mayores de 60) y en parte también porque tratamos de hacer que fuera un buen tiempo para los demás.

La siempre vibrante cabaña libanesa

Una noche invitamos a otra cabaña a cenar y en otra ocasión invitamos a 2 cabañas. Tuvimos un asado y frecuentemente recibimos a amigos y a nuevos conocidos para compartir algo de tomar y conversar después de los eventos de la noche.

Varios de nosotros – tanto jóvenes como los mayores – alquilamos bicicletas por la semana para movilizarnos entre los eventos y las cabañas. Algunos tomamos una postura de “aprender haciendo” lo que hizo la experiencia más emocionante tanto para los ciclistas como para los peatones. Por supuesto, algunos de nosotros estamos acostumbrados a manejar por la izquierda y no siempre recordábamos que estábamos en Europa Continental.

Para que esta fuera una experiencia de calidad para todos, se invirtió una enorme cantidad de tiempo, mayoritariamente de voluntarios de entre nosotros mismos, para organizar y dirigir los varios eventos. Hubo tenis, futbol, un ensamble de coro y orquesta, talleres de pintura, clases de ejercicios y mucho más.

El Dr. Dan Keating nos habló sobre la oración personal

Las mañanas tenían programas de calidad para niños y jóvenes coordinadas por edades y dirigidas por líderes experimentados y profesionales. A mi parecer los niños pasaron un buen buen tiempo. Cada día tuvimos una meditación matutina y un tiempo de meditación en silencio seguidas por una charla del Dr. Dan Keating, un reconocido maestro de La Espada del Espíritu así como también testimonios personales de varios hermanos relacionados con el tema del día. Fueron unas genuinas vacaciones, ninguna actividad era obligatoria, sin embargo casi todos iban al menos a los eventos matutinos.

Nuestra oración fue apoyada por músicos excelentes

Celebramos la Apertura del Día del Señor juntos el sábado en la noche, y luego tuvimos una cena compartida donde cada cabaña aportó algo. Hubo también una asamblea de oración donde el Señor nos animó con varias palabras proféticas, un desayuno de hombres y una noche de mujeres. Una de las noches, varios países prepararon comidas, bebidas, canciones y danzas tradicionales en sus cabañas, y cientos de nosotros fuimos a probar y degustar.

Varios hermanos admitieron que On Holiday no hubiera sido su primera opción de momento ni lugar para unas vacaciones pero vieron la oportunidad de estar con hermanos y hermanas de la región y experimentar de un modo mas amplio la vida como Espada del Espíritu. El próximo On Holiday será en unos pocos años. ¡Ya lo espero ansiosamente!

________________

Bob Bell is un miembro de la Comunidad Antioquía en Londres.

Baile en la noche de mujeres