Celebración de 25 años en comunidad

– por Laura McAllister

Charis es una comunidad cristiana ecuménica en Belfast, Irlanda del Norte. Este año estamos celebrando nuestro 25 aniversario, pero los orígenes de Charis datan de hace más de 40 años en el inicio de la renovación carismática en Irlanda del Norte.

Reunión de miembros de la comunidad Charis

Desde el inicio de la renovación carismática en Irlanda del Norte, el Espíritu Santo empezó a obrar para acercar a cristianos de distintas denominaciones. Fue así como en el otoño de 1972 se empezaron a llevar a cabo asambleas de oración carismática en el Oeste de Belfast y en la Universidad de Queens en Belfast. Esto ocurrió en el contexto de una sociedad desgarrada por la división entre las denominaciones cristianas y que estaba en medio de un largo período de violencia política y religiosa conocido como “The Troubles” (los conflictos).

En 1979 un pequeño grupo de Católicos Romanos en el Oeste de Belfast, que había tenido contacto previo con la comunidad Palabra de Dios en Ann Arbor, Michigan, se unió con una iglesia protestante del Este de Belfast y formaron una comunidad llamada Familia Cristiana de Belfast. Este fue un acontecimiento extraordinario que surgió a raíz de un fuerte sentir profético del llamado de Dios a dar testimonio del ecumenismo. Sus miembros permanecían fieles a sus propias tradiciones al mismo tiempo que vivían comprometidos en alianza unos con otros.

Paralelamente a estos eventos, y también por obra del Espíritu Santo, un grupo juvenil Presbiteriano en Belfast prosperó, creció y se convirtió en la Comunidad del Rey.

Estos dos grupos desarrollaron una relación cercana con La Espada del Espíritu y, como resultado de la guía y acompañamiento, La Familia Cristiana de Belfast se disolvió y se unió completamente a la Comunidad del Rey en 1987. En ese mismo año, los Siervos de la Palabra, una hermandad misionera de hombres célibes de la Espada del Espíritu, establecieron una casa en Belfast.

La recién constituida Comunidad del Rey creció, en este periodo, hasta tener unos 400 miembros, Católicos y Protestantes. Era una comunidad muy activa en el trabajo con universitarios y las muchas residencias comunitarias permitieron a hombres y mujeres jóvenes aprender más sobre el discipulado radial en un contexto ecuménico.

En este tiempo, dos de los Siervos de la Palabra empezaron a trabajar con jóvenes en el Oeste de Belfast, y a raíz de esto nació una exitosa organización inter-denominacional para jóvenes llamada Youth Initiatives. Esta labor contribuyó importantemente al crecimiento de la comunidad cuando los jóvenes de Youth Initiatives  se convertían en cristianos serios y empezaban a verse atraídos por la vida cristiana radical en comunidad. Muchos de ellos entraron a la comunidad, ya como adultos.

En 1990 vino un tiempo de dificultad e incertidumbre en varias partes de La Espada del Espíritu. En Belfast, esto tuvo como resultado que un pequeño grupo de hermanos dejó la Comunidad del Rey y comenzó a reunirse informalmente. A su tiempo, y con el apoyo de la casa de los Siervos de la Palabra, se formó una comunidad que adoptó el nombre de Charis, una palabra griega que significa “gracia”.

Los miembros de este grupo incluían a algunos miembros del grupo original del Oeste de Belfast, algunos de la Familia Cristiana de Belfast y unos cuantos de la Comunidad del Rey. Algo que los mantenía unidos era el fuerte deseo de vivir como una comunidad ecuménica de alianza en relación con la red internacional de comunidades, la Espada del Espíritu. El apoyo de varios líderes internacionales de la EDE fue vital para nosotros en este tiempo. Otro factor importante fue que desde los primeros días de Charis varios miembros tomaron la decisión de vivir cerca unos de otros en mismo vecindario en lo que llamamos “racimos”.

Esta  larga y complicada travesía dio fruto en el año 2000 cuando un pequeño grupo de unos 25 hermanos hicieron un compromiso solemne unos con otros como miembros de Charis, más tarde, ese mismo año en la Reunión Internacional de Coordinadores de la EDE, Charis fue aceptada como miembro formado de la Espada del Espíritu.

Hoy en día, Charis tiene 52 miembros de compromiso solemne – incluyendo cuatro Siervos de la Palabra con compromiso de por vida, de los cuales uno es irlandés – y 26 miembros “en camino”. Tenemos también la bendición de 49 niños. Recientemente un equipo de visitación oficial de la Espada del Espíritu señaló que aunque la comunidad se puede considerar como pequeña, el ritmo de crecimiento en los últimos años es comparable, porcentualmente, a los primeros 200 años de la iglesia cristiana.

Charis sostiene una vibrante misión para universitarios (University Christian Outreach). También trabajamos fuertemente en ayudarle a nuestros niños y jóvenes a transicionar hacia la adultez con una fe cristiana vigorosa y con una perspectiva sobre su llamado a vivir en comunidad cristiana en la Espada del Espíritu. Proveemos formación cristiana a unos 40 hombres y mujeres jóvenes – muchos de ellos nuestros propios hijos. Es, verdaderamente, una bendición.

Nuestras prioridades para el futuro son mantener nuestro celo por la misión y sostener firmemente el enfoque ecuménico en nuestra comunidad y nuestra misión. Consideramos también que estamos jugando una parte importante en el crecimiento de La Espada del Espíritu en la Zona Europea. Estamos planeando empezar una comunidad en la ciudad de Derry/Londonderry en Irlanda del Norte.

Si alguien quisiera aprender más sobre nosotros o ponerse en contacto con la comunidad Charis pueden visitar nuestro sitio web www.chariscommunity.co.uk.

______

Laura McAllister es miembro de la comunidad Charis. Fotos cortesía de la comunidad Charis, tomadas por Carl Whinnery, Niall McNally y Juan Carlos Aragón.