los retos de vivir juntos en comunidad
– por Tom Caballes

“Pero una cosa hago: olvido lo que dejé atrás y me lanzo a lo que está por delante, corriendo hacia la meta, para alcanzar el premio a que Dios me llama desde lo alto en Cristo Jesús.” Filipenses 3:13-14

Cuenta la leyenda que en 1519 un explorador, Hernán Cortés, lideraba once naves con unos seiscientos hombres y se dirigía hacia México para conquistar los mas ricos tesoros conocidos en ese tiempo. Había un problema, un poderoso ejército protegía ese tesoro y nadie había sido capaz de derrotarlo, a pesar de que varios lo intentaron.

Al llegar a tierra, Cortés dio una orden: “¡Quemen las naves!” Sus hombres obedecieron. Tenían ahora dos opciones: ganar la batalla o morir.

Dado que sus hombres no tenían ninguna opción de escapar o de rendirse, pelearon el combate más valiente de sus vidas y ganaron. Fueron victoriosos y obtuvieron más riquezas de las que podrían aprovechar en su vida.

Nuestro caminar con Dios es muy similar. A veces tenemos planes y opciones secundarios que no se alienan con la voluntad de Dios. ¿A veces cedemos en nuestra fe en Dios? ¿Cuáles son las naves en tu vida que debes quemar para poder estar totalmente dedicado a seguir a Dios?

¿Cómo puedes quemar las naves en esta vida?

Debes cortar tus lazos con tus antiguos patrones de pecado. No debes ver hacia atrás. Vive como una nueva creación (2 Corintios 5:17). Vive “sin ninguna atadura” a tu anterior modo de pensar, relacionarte y comportarte. Entonces, si algo te causa tentación, haz algo más para evitarla.

Entrégale tus planes y ambiciones a Dios. Todo esto debe ser secundario a seguir y obedecer a Dios. Tu objetivo principal debe ser hacer la voluntad de Dios y agradarlo a el. ¿Dios es lo primero en tu vida o algo simplemente secundario?

Disponte a experimentar dolor o sufrimiento por la causa de seguir a Dios. Puede llegar mediante el servicio de Dios, el compartir el evangelio con otros, por mantenerse firme por la verdad o mediante otros medios.

Debes vivir tu vida radicalmente por Dios. No descuidada, tímida ni apáticamente. ¡Debes arder por Dios! Tener un corazón indiviso por Dios y por su Reino. Como el hombre en la parábola de Jesús: vender todo lo que tienes a cambio de la perla preciosa que no se compara con nada.

No te rindas ni te vuelvas hacia atrás en tu caminar con Dios. No fantasear con lo que pudo haber sido en tu vida.

Vive por fe y no por vista. Observa la vida con tus ojos espirituales, no solo los físicos. (2 Corintios 5:7)

Fija tus ojos en la recompensa. La verdad es que si das el todo por Dios serás muy bien recompensado. ¿Con qué se puede comparar el vivir eternamente con Dios? Piensa en eso, a menudo.

Otros pasajes bíblicos

  1. Lucas 9:62: Le dijo Jesús: Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios.
  2. Romanos 8:18: Porque estimo que los sufrimientos del tiempo presente no son comparables con la gloria que se ha de manifestar en nosotros.
  3. Filipenses 3:8: … Juzgo que todo es pérdida ante la sublimidad del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por quien perdí todas las cosas, y las tengo por basura para ganar a Cristo.
  4. Otras referencias: 2 Crónicas 15:7; Jeremías 29:11; 1 Corintios 9:24 y Gálatas 6:9-10.

Para la reflexión personal o compartir en grupo

  1. Cuando la vida se pone difícil, ¿tienes una ‘estrategia de escape’ o un ‘plan a prueba de errores’ para salvar tu propio pellejo, tu nombre, tu comodidad o tu conveniencia?
  2. ¿Preferirías llegar al cielo escasamente o ‘con honores’?
  3. ¿Estás dándole el todo a Dios o te estás guardando algo? ¿Cuáles son las naves que debes quemar?

_________

Tom Caballes es el Administrador Nacional Mayor y uno de los Coordinadores Nacionales de El Cordero de Dios, una comunidad de la Espada del Espíritu con 7 ramas ubicadas a lo largo de Nueva Zelanda. Tom también dirige Kairós Nueva Zelanda, un programa de misión a jóvenes de colegio, universidad y profesionales. Ilustración por Christian Mølsted (1862-1930) [Dominio Público]. Tomado de Baluarte Viviente Febrero/Marzo 2017, usado con permiso.