‘-  una entrevista con Jim Kolar

¿Cuándo inició tu comunidad?

La comunidad de Cristo Redentor tiene sus orígenes en unas asambleas de oración que iniciaron en el otoño de 1972 en un centro juvenil en St. Paul MN, EEUU. De esas mismas asambleas también se desarrollaron otras agrupaciones misioneras: NET Ministries, y un grupo que trabaja en al evangelización y discipulado de estudiantes universitarios: St. Paul’s Outreach.

Desde el principio, la comunidad de Cristo Redentor ha estado orientada a acercar a jóvenes y adultos a Cristo. Esto ha sido tanto una gran bendición como un gran reto; luchando por mantener el sano equilibrio entre la visión general y el llamado. De la comunidad han brotado dos hermandades: los Hermanos Franciscanos de la Paz y los Compañeros de Cristo, una asociación pública de sacerdotes diocesanos.

En esas primeras reuniones el Señor nos habló por medio del profeta Isaías:

¡Pasen, pasen por las puertas! ¡Abran camino al pueblo! ¡Reparen, reparen el camino, y límpienlo de piedras! ¡Icen pendón hacia los pueblos!… Se les llamará “Pueblo Santo”, “Redimidos del Señor” Isaías 62. 10-12

¿Dónde están ubicados?

Nos encontramos en la gran área metropolitana de St. Paul/Minneapolis MN, EEUU. Hay varios vecindarios con una alta densidad de hermanos de la comunidad.

Cuéntanos un poco sobre la demografía de tu comunidad:

–  Número de miembros: 429 adultos y aproximadamente 450 niños

–  Edades aproximadas: un rango entre recién nacidos y 81 años

–  Conformación ecuménica: Somos una comunidad Católica, establecida como una Asociación Privada de Fieles desde Junio de 1985.

–  Profesiones: tenemos un amplio rango de profesiones y trabajos. Abogados, médicos, académicos, informáticos, constructores y más.

¿Cada cuánto se reúnen y en qué configuración?

Un mes normal cuenta con:

–  Una Asamblea General – que incluye a los niños

–  Una segunda asamblea para todos – excepto los solteros profesionales que tienen su propia reunión.

–  Una reunión de los miembros de Alianza o divididos por sectores o bien una noche de formación familiar.

¿Qué sientes que el Señor le está diciendo a tu comunidad?

– “Los he reunido aquí y les diré lo que estoy haciendo. Los estoy entretejiendo unos con otros. Los estoy formando como miembros de mi cuerpo; y no cualquier cuerpo sino el cuerpo de mi hijo. Les digo que esta noche, esta misma noche, estoy formando un cuerpo para que mi hijo haga su habitación y su morada.

–  “Yo los he escogido para estos tiempos. Yo tenía estos tiempos en mente cuando los formé y cuando los llamé. Por eso les digo, obtengan de mi su confianza.

–  “Tomen en serio el llamado que les he hecho: de traer otros a mí.”

–  “Recuerden que los he llamado a estar juntos –  a ser un pueblo. No es un accidente que los llamara a estar juntos en estos tiempos. Hay poder en la unidad. Existe también un costo de estar juntos.”

–  “Los llamo a identificarse más profundamente como un pueblo – un pueblo con un modo particular de vida; ustedes son la Comunidad de Cristo Redentor”.

–  “Yo los estoy preparando para soportar el llamado que tengo para ustedes – incluso hasta la ofrenda de sus vidas. Yo los llamaré a una vida juntos aún más radical – a una entrega más profunda de sus vidas los unos por los otros.

–  “Yo he invertido en ustedes. Los he llamado a estar juntos. Me les he revelado. Les digo, inviertan ustedes en mi y en el llamado que tengo para ustedes.”

Algunas reflexiones que vienen a mi mente al pensar en estas palabras/sentires:

El énfasis en la iniciativa de Dios, el plan de Dios de congregarnos y entretejernos, de ser un pueblo, en el que él pueda morar y por medio del cual él pueda actuar: trayendo a otros hacia él.

Este llamado es “hacia delante”, o para usar una imagen distinta: “hacia abajo” – es direccional – nos lleva más profundo.

El llamado es para “estos tiempos”. Tiene que ver con la actual “encarnación” en este momento de la historia.

La misión de universitarios de SPO en un retiro para estudiantes

¿En qué áreas de la vida comunitaria se están enfocando? ¿En qué están trabajando para fortalecerse o innovar?

Las bendiciones y los retos del crecimiento – como trabajar y como responder a eso. También los retos de nuestra cultura y el impacto que tiene particularmente en los jóvenes, los niños y las familias.

¿Cuál sería una fortaleza o llamado particular que crees que el Señor le está dando a tu comunidad en estos tiempos?

Los jóvenes de la comunidad están muy bien. Están asumiendo su lugar en la vida y la obra quea la que Dios nos ha llamado.

¿Cómo te ha ayudado ser parte de una red de comunidades de la Espada del Espíritu?

El beneficio de la solidaridad y compartir la sabiduría y la experiencia.

¿Qué está haciendo tu comunidad para expresar nuestro llamado ecuménico en la Espada del Espíritu?

Tenemos conferencistas de varias tradiciones cristianas en varios eventos y conferencias comunitarias.

Si alguien cerca suyo quisiera contactarlos, ¿cuál es el mejor modo de hacerlo?

Tenemos un sitio web: www.ccredeemer.org

____

Jim Kolar es uno de los líderes de la Comunidad de Cristo Redentor.